aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis
de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar
la configuración de su navegador en nuestra Política de Cookies.

Furetto Vaporizador para el tratamiento de la varroa

1165

250,00 € IVA incluido

Formas de pago
Formas de pago

Ámbito de aplicación y modo de funcionamiento: el aparato se usa para fumigar colmenas parasitadas por la varroa. Este sistema está basado en vaporizar a alta temperatura una sustancia activa con un disolvente.

El uso vaporizado de esta sustancia activa ocasiona una fuerte irritación en las abejas, lo que conlleva un gran tráfico de estas provocando una mejor destrucción del ácaro y obteniéndose una gran efectividad en el tratamiento.

Especificaciones técnicas:

Peso del dispositivo

1,950 kg

Dimensiones:

largo

470 mm

 

ancho

300 mm

 

alto

150 mm

Productividad

100 colmenas de abejas cada 20-30 minutos

Efectividad del tratamiento durante todo el periodo

98.9%-99.9%

 

El producto propuesto ha sido sometido a una serie de estudios y mejoras, incorporando componentes y piezas de alta calidad, los cuales aseguran gran efectividad. Y debido al diseño especial del calentador, hay un uso adecuado del gas y una buena evaporación del fluido.

Imagen 3. Esquema del vaporizador, principales partes y componentes:

1-quemador

2-bomba de suministro

3-tanque para el fluido

4-calentador

5-tapadera del tanque

6-palanca de bombeo

7-boquilla

8-suministro de gas

9-gatillo de encendido de gas

10-pieza de dosificación

11-juntas de rosca con filtro integrado

12-anillo de presión de la bombona de gas

13-bombona de gas

 

Puesta en funcionamiento:

Antes de usar aparato debería equiparlo con una bombona de gas (esto debería hacerse en el exterior). Para hacerlo, saque el anillo de presión de la bombona de gas [12]. Gire el suministro de gas en el sentido de las agujas del reloj [8]. Inserte la parte convexa de la bombona [13] en la parte inferior del quemador [1]. Gire el cuello de la bombona por la junta de rosca y apriete la bombona hacia arriba para perforar el casco de la bombona. Una buena colocación no conllevará ninguna fuga.

Una vez se termine el gas se lleva a cabo la reposición de la bombona. No deben ser recargadas, sino que se deben desechar y comprar una nueva.

Uso del vaporizador:

El fumigador puede vaporizar diferentes dosis de ingredientes activos con los disolventes apropiados.

Tratamiento:

  1. Después de filtrar el preparado, abrir la tapa del depósito (5) y verterlo en el interior(3).
  2. Abrir el suministro de gas (8) girando el quemador en sentido de las agujas del reloj. Encender la llama del quemador apretando el gatillo (9). Es importante ajustar el modo de suministro de gas, empezando con un nivel mínimo. Un sobrecalentamiento puede ser peligroso y romper el aparato. Después de 1 o 2 minutos empezar a bombear hasta que comience a salir poco a poco el producto vaporizado por la boquilla (7). La palanca de bombeo está ajustada para que vaya suministrando 1 cm cúbico de solución.
  3. Colocar la boquilla del vaporizador a una profundidad de 1 a 3 cm en una de las entradas inferiores de la colmena de abejas. Vaporizar.  (¡atención! no es recomendable el uso cuando la reina esté en la colmena, ni cuando el aire sea de más de 30°C ni en el otoño cuando no hay cría).
  4. Al terminar el tratamiento cerrar el suministro de gas (8).

En verano el proceso debe ser llevado a cabo solo después de la última extracción de la miel, 45 días antes de la primera extracción de la miel o 7 días antes de la recolección de polen. El tratamiento debe ser llevado directamente en la colmena por la tarde, después de que las abejas vuelvan del campo.

Si hay crías en el nido el tratamiento se llevará a cabo cuatro veces con un intervalo de 3 días. El cumplimiento del intervalo durante el verano (debido a la biología del ácaro varroa) es esencial para la destrucción del ácaro.

En el periodo sin cría del otoño, es preferible llevar a cabo el tratamiento a una temperatura de 2 a 8°C. Bajo estas condiciones las abejas están menos activas, y los ácaros caen también sin tener contacto con ellas y es cuando el tratamiento alcanza su mayor eficacia. Durante este periodo es suficiente mantener el tratamiento una o dos veces con intervalos de 3 o 4 días.

Es importante usar la rejilla antivarroa durante el uso de insecticidas. Tener estas rejillas reduce al mínimo la aparición de resistencia de los ácaros a una sustancia en particular y aumentando así la eficiencia en el proceso.

 

Precauciones al utilizar el vaporizador:

  1. Usar este producto requiere seguir las reglas de seguridad específicas para trabajar con equipamiento LPG y sustancias inflamables.
  2. Evitar el uso del aparato cuando presente algún desperfecto o daño en el mecanismo.
  3. No comer, beber o fumar mientras se está utilizando el vaporizador.
  4. Usar mascarillas de gas, mascarillas para aerosoles o para respirar. Si no se dispone de estas mascarillas, evitar estar frente al vapor si el viento va en contra, y así evitar la inhalación.
  5. Debería transportarse en un compartimento cerrado en el vehículo. Y guardarse en el hogar en un espacio ventilado.
  6. Si ocurriese algún problema relacionado con el producto durante su uso, contacte con especialistas en mantenimiento de equipos de gas.

 

Mantenimiento técnico del producto:

  1. Todos los componentes del producto están sellados, así que no se deben desajustar sin necesidad.
  2. El filtro del dispensador está en el interior, por lo que se debe desenroscar (11)  para poder limpiarlo.
  3. En caso de cambiar un insecticida por otro o por otra sustancia activa, se debe limpiar bien el producto una vez se haya vaciado
  4. Antes de guardarlo por una larga temporada, para evitar la oxidación es recomendable pasarle queroseno por las superficies y las juntas.

Productos relacionados